martes, 17 de julio de 2018

Detenido un educador de La Purísima por apuñalar a uno de los niños a su cargo

Años de denuncias por las inhumanas condiciones del centro por malos tratos y vejaciones de todo tipo, sin que pase nada. Maltrato a niveles que hacen que los niños prefieran vivir en la calle. Pero nos dicen que es porque son pendencieros y no quieren cumplir normas. Claro, claro. Y ahora esto, un educador que apuñala a un menor. Incomprensible (aunque leyendo la noticia publicada en El País ya se va entendiendo). Pero casi más doloroso es comprobar que si no se amotinan los chavales aquí nos comemos otra "versión oficial", con el silencio cómplice generalizado del personal del centro. La puerta del "centro de acogida" es una poderosa metáfora de lo que pasa dentro de esos muros.


jueves, 12 de julio de 2018

El truco


DdZLwS0WsAEiuT-.jpg-large-770x578

Al pasar por la puerta del centro de menores de Hortaleza escucho a una señora de mediana edad dando gritos como loca a unos chicos del centro;
  • ¡¡¿¿Que hacéis aquí??!! Ahora toca cine ¡¡Venga pa adentro!! ¡tú! A ver… egque qué?? A tomar por culo ya ¡¡venga pa dentro cojones!! Toca cine y punto!! Eso es lo que hay ¡¡ala pa dentro coño!!
Es una “educadora social”, una técnico de infancia, una profesional del Sistema de Protección de menores.
Fijaros en dos aspectos; la forma y el contenido.
LA FORMA: me dirijo a los chavales a gritos, intimidando, con desprecio. Quiere decir que si el chaval está alterado yo le altero más. Que si el chaval tiene baja la autoestima yo se la bajo más. Que si el chaval es inseguro yo le hago más inseguro todavía. Si el chaval está a la defensiva yo le pongo más a la defensiva aún. Provoco tensión, bloqueo, conflicto (justo lo contrario de que debería estar buscando).
EL FONDO: “Toca cine”. Una actividad de ocio, de distensión, de relajación… como ver una película (“toca cine”), se convierte en una obligación, en un “cumplir la norma”, “sufrir la norma”, se presenta como algo forzado; “tienes que aguantar la película porque es lo que toca, porque es el horario, es lo planificado y punto”. Una actividad de distensión convertida en una de tensión. Es una contradicción en sí misma.
La gente que desconoce el Sistema de Protección de menores piensa que existe unos equipazos de profesionales, técnicos, expertos, pedagogos, psicólogas, educadoras, trabajadores sociales… y desconocen que no hay más que esto; una mujer dando gritos como loca en mitad de la calle, un portero de discoteca custodiando la puerta del centro, un “educador” que hablas con él y te das cuenta que “le falta un hervor”, un vigilante de seguridad que le entregas al niño y te dice; “vete a tomar por culo de aquí”, otro que te dice; “estos niños mejor bajo tierra”…
Y es que el truco está en eso; en llamar “políticas de seguridad” al portero que por la noche trabaja en un club de alterne y por la mañana en un centro de menores. En llamar “intervención psicosocial con menores y resolución de conflictos en medio abierto” a una señora dando gritos como loca en mitad de la calle.

sábado, 23 de junio de 2018

¿Cómo pudo pasar?

Cuántas veces no habremos escuchado todos esta pregunta: ¿cómo pudo suceder el holocausto? ¿Cómo se pudo permitir? Pues dejando hacer. Incluso se intenta explicar por la locura de un líder mesiánico, que engañó a todo un pueblo. Mentira, esto no se puede ocultar


Pasó poco a poco, paso a paso. Como ahora. Tampoco es que se escondan mucho estos pasos. Todo el mundo sabe que Estados Unidos está enjaulando niños. Y que el Preparao anda rindiendo pleitesía por aquellos lares. Todo el mundo sabe que Italia quiere censar a los gitanos. Todo el mundo sabe que en Ucrania desde hace tiempo son habituales las razzias contra gitanos. Todo el mundo es consciente del genocidio sionista. Pero traemos a Netta al Orgullo. Todo el mundo conoce el horror de Siria, pero también todo el mundo conoce que se está rechazando a los refugiados que huyen de la matanza. Simplemente que haya debate sobre el Aquarius pone blanco sobre negro el problema: entre nosotros hay muchos millones de hijos de puta. Al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, la memez y la cobardía no eximen a nadie de su responsabilidad social.

Y es que hay que asumirlo, no somos el 99%. Si lo fuéramos, la violencia machista no sería una lacra. Ni el racismo. Ni la aporofobia, que ya andan los ayuntamientos escondiendo a sus pobres para que no queden mal en las fotos de los turistas. Sin la colaboración de miles de trabajadores la represión y el control social de la pobreza no sería posible. Es lo que hay.

También es cierto que, sin ser el 99%, sí somos muchos más que ellos. Pero estamos desorganizados. Y como dijo el de las barbas, sin organización somos carne de cañón. Esta claro lo que toca, ¿no?


domingo, 10 de junio de 2018

Sense ficció. Investigación sobre el sistema de protección de menores

Agradecemos el riguroso trabajo de investigación realizado por el programa Sense ficció, de TV3. Una muestra de coraje periodístico en los tiempos que corren.

Se trata de una miniserie documental en la que abordan la realidad del sistema de protección de menores. El primer reportaje se centra en los cada vez más cuestionados procesos de retirada de tutelas. El segundo refleja lo que ocurre en los centros de menores, un oscuro negocio.



martes, 5 de junio de 2018

13-J: Huelga General del metal en la Bahía de Cádiz


El pasado viernes 18 de mayo, dos trabajadores de la industria subcontratada de Navantia Puerto Real murieron en un accidente en la producción, el mismo día hubo un paro espontáneo y una concentración de unos dos mil obreros frente a la sede de la empresa subcontratada por Navantia, Equimansur.

El lunes siguiente, el 21 de mayo, la Coordinadora de Profesionales del Metal Bahía de Cádiz organizó un paro de 24 horas en Navantia Puerto Real, que tuvo un enorme seguimiento entre trabajadores que se encuentran empleados tanto en las subcontratas de la naviera, como de la propia Navantia.

El asunto no quedó ahí, y ante la actitud  inerte de los Comités de Empresa de Navantia, la CPM Bahía de Cádiz comienza a recorrer los centros de trabajo de la industria en la Bahía, realizando hasta el momento asambleas tanto en los centros colindantes a la industria de Navantia en Puerto Real como en los astilleros de Bazán y La Carraca —Navantia San Fernando—, y así como en el Astillero de Navantia Cádiz, para organizar una HUELGA GENERAL  en todo el sector en la Bahía de Cádiz.

Las reivindicaciones son claras, cumplimento del Convenio Colectivo Provincial del Comercio del Metal en todo el sector naval y aeronaval, bien sea en Navantia, en Airbus o en sus industrias colindantes, presencia de Inspectores de Trabajo que supervisen que los convenios se cumplen, que los trabajadores no trabajen hasta la extenuación, como ocurre cuando la carga de trabajo es mayor, y petición de mayor carga de trabajo, ante las promesas que se desdibujan según van pasando los meses.




No sólo termina aquí el problema, uno de los miembros de la CPM Bahía de Cádiz, Antonio Muñoz, delegado de personal de Comisiones Obreras en Ditecsa, de la corriente  Ganemos CCOO, ha sido expulsado de forma burdamente encubierta por el sindicato, al no enviarle las cuotas de afiliación durante tres meses seguidos. La realidad es bien distinta, lo que ha llevado a su expulsión es su defensa de un sindicalismo de clase, combativo, asambleario y democrático, que ha resultado en numerosos enfrentamientos con miembros del aparato sindical que defienden el modelo basado en el mantenimiento de la paz social.

El compañero apeló a numerosos organismos como la Comisión de Interpretación de Normas (CIN) de la Federación Estatal de Industria, a la CIN Confederal, a la Comisión de Garantías Confederal, habiendo sido rechazadas en todas ellas sus justas alegaciones, con lo que el aparato sindical, desde el punto de vista legal, solo le ha dejado la opción de acudir a la justicia burguesa.

Lo único que quiere es la restitución de todos sus derechos como afiliado a Comisiones Obreras, el juicio será el miércoles 6 de junio de 2018  en el Juzgado de lo Social Número 2, que se encuentra en el Estadio del Cadiz Club de Fútbol, Fondo Sur. La hora de  la concentración de apoyo al compañero comenzará a las 11:30 y la hora del juicio es a las 12:50.