sábado, 23 de junio de 2018

¿Cómo pudo pasar?

Cuántas veces no habremos escuchado todos esta pregunta: ¿cómo pudo suceder el holocausto? ¿Cómo se pudo permitir? Pues dejando hacer. Incluso se intenta explicar por la locura de un líder mesiánico, que engañó a todo un pueblo. Mentira, esto no se puede ocultar


Pasó poco a poco, paso a paso. Como ahora. Tampoco es que se escondan mucho estos pasos. Todo el mundo sabe que Estados Unidos está enjaulando niños. Y que el Preparao anda rindiendo pleitesía por aquellos lares. Todo el mundo sabe que Italia quiere censar a los gitanos. Todo el mundo sabe que en Ucrania desde hace tiempo son habituales las razzias contra gitanos. Todo el mundo es consciente del genocidio sionista. Pero traemos a Netta al Orgullo. Todo el mundo conoce el horror de Siria, pero también todo el mundo conoce que se está rechazando a los refugiados que huyen de la matanza. Simplemente que haya debate sobre el Aquarius pone blanco sobre negro el problema: entre nosotros hay muchos millones de hijos de puta. Al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, la memez y la cobardía no eximen a nadie de su responsabilidad social.

Y es que hay que asumirlo, no somos el 99%. Si lo fuéramos, la violencia machista no sería una lacra. Ni el racismo. Ni la aporofobia, que ya andan los ayuntamientos escondiendo a sus pobres para que no queden mal en las fotos de los turistas. Sin la colaboración de miles de trabajadores la represión y el control social de la pobreza no sería posible. Es lo que hay.

También es cierto que, sin ser el 99%, sí somos muchos más que ellos. Pero estamos desorganizados. Y como dijo el de las barbas, sin organización somos carne de cañón. Esta claro lo que toca, ¿no?


domingo, 10 de junio de 2018

Sense ficció. Investigación sobre el sistema de protección de menores

Agradecemos el riguroso trabajo de investigación realizado por el programa Sense ficció, de TV3. Una muestra de coraje periodístico en los tiempos que corren.

Se trata de una miniserie documental en la que abordan la realidad del sistema de protección de menores. El primer reportaje se centra en los cada vez más cuestionados procesos de retirada de tutelas. El segundo refleja lo que ocurre en los centros de menores, un oscuro negocio.



martes, 5 de junio de 2018

13-J: Huelga General del metal en la Bahía de Cádiz


El pasado viernes 18 de mayo, dos trabajadores de la industria subcontratada de Navantia Puerto Real murieron en un accidente en la producción, el mismo día hubo un paro espontáneo y una concentración de unos dos mil obreros frente a la sede de la empresa subcontratada por Navantia, Equimansur.

El lunes siguiente, el 21 de mayo, la Coordinadora de Profesionales del Metal Bahía de Cádiz organizó un paro de 24 horas en Navantia Puerto Real, que tuvo un enorme seguimiento entre trabajadores que se encuentran empleados tanto en las subcontratas de la naviera, como de la propia Navantia.

El asunto no quedó ahí, y ante la actitud  inerte de los Comités de Empresa de Navantia, la CPM Bahía de Cádiz comienza a recorrer los centros de trabajo de la industria en la Bahía, realizando hasta el momento asambleas tanto en los centros colindantes a la industria de Navantia en Puerto Real como en los astilleros de Bazán y La Carraca —Navantia San Fernando—, y así como en el Astillero de Navantia Cádiz, para organizar una HUELGA GENERAL  en todo el sector en la Bahía de Cádiz.

Las reivindicaciones son claras, cumplimento del Convenio Colectivo Provincial del Comercio del Metal en todo el sector naval y aeronaval, bien sea en Navantia, en Airbus o en sus industrias colindantes, presencia de Inspectores de Trabajo que supervisen que los convenios se cumplen, que los trabajadores no trabajen hasta la extenuación, como ocurre cuando la carga de trabajo es mayor, y petición de mayor carga de trabajo, ante las promesas que se desdibujan según van pasando los meses.




No sólo termina aquí el problema, uno de los miembros de la CPM Bahía de Cádiz, Antonio Muñoz, delegado de personal de Comisiones Obreras en Ditecsa, de la corriente  Ganemos CCOO, ha sido expulsado de forma burdamente encubierta por el sindicato, al no enviarle las cuotas de afiliación durante tres meses seguidos. La realidad es bien distinta, lo que ha llevado a su expulsión es su defensa de un sindicalismo de clase, combativo, asambleario y democrático, que ha resultado en numerosos enfrentamientos con miembros del aparato sindical que defienden el modelo basado en el mantenimiento de la paz social.

El compañero apeló a numerosos organismos como la Comisión de Interpretación de Normas (CIN) de la Federación Estatal de Industria, a la CIN Confederal, a la Comisión de Garantías Confederal, habiendo sido rechazadas en todas ellas sus justas alegaciones, con lo que el aparato sindical, desde el punto de vista legal, solo le ha dejado la opción de acudir a la justicia burguesa.

Lo único que quiere es la restitución de todos sus derechos como afiliado a Comisiones Obreras, el juicio será el miércoles 6 de junio de 2018  en el Juzgado de lo Social Número 2, que se encuentra en el Estadio del Cadiz Club de Fútbol, Fondo Sur. La hora de  la concentración de apoyo al compañero comenzará a las 11:30 y la hora del juicio es a las 12:50.




viernes, 25 de mayo de 2018

Javier Urra, Ginso y Gürtel

Las privatizaciones  abren la puerta a la corrupción, eso lo teníamos claro. Pero esto siempre se quedaba en el mundo de las ideas al hablar de Servicios Sociales. Siempre hemos denunciado que los sistemas de protección de menores y justicia juvenil están podridos. Ya van saliendo datos concretos. ¡Están en Gürtel!

Y quien está saliendo también en los papeles es Javier Urra. Tanto hablar de delincuencia juvenil y al final va a resultar que el delincuente eres tú. Un experto que defiende que se baje la edad penal a los doce años, mientras te lucras directamente de los internamientos. 

Agradecemos una vez más el coraje de Isabel Serra, denunciando lo que ocurre en nuestros Servicios Sociales. Coraje que contrasta con el cinismo de la consejera de la organización criminal conocida como Partido Popular. A ver si pasa como con Al Capone, y los responsables de la muerte de Ramón Barrios caen aunque sea por no pagar impuestos.


martes, 15 de mayo de 2018

Neofascismo

Valtonyc al talego. Parecía imposible pero no, un chaval a la cárcel por cantar. En realidad no es más que otro paso en la deriva represiva del estado español (en realidad, de todos los estados). Publicaciones secuestradas, periódicos cerrados, artistas censurados, dirigentes independentistas encarcelados, sindicalistas presos, montajes como el de Alsasua....Y desde la izquierda autorizadas voces negando la existencia de presos políticos. 

Hace mucho que dejó de existir eso que dábamos en llamar prensa (salvo honrosas excepciones, no hay más que lobbies mediáticos). Así que tenemos que soportar desde soflamas bélicas al más puro estilo Queipo de Llano, hasta espectáculos deplorables como el protagonizado por Eduardo Inda contra las compañeras de Libres y Combativas.

Mientras, la nueva Falange intenta pescar en el río revuelto del descontento social, aprovechando la incapacidad de la izquierda para afrontar la cuestión catalana. Aunque quien de verdad está pescando a lo grande son los de siempre.  

La polarización social va a seguir aumentando. Así que o nos organizamos para pararles los pies, o volverán a pasar. De nosotras depende.


 

jueves, 10 de mayo de 2018

Caso Bar España


En los últimos meses vemos como cíclicamente el nombre del caso “Bar España” vuelve a salir a la palestra en las redes sociales. Muchos usuarios hablan de una supuesta trama de pederastia en la que estarían implicados jueces y políticos de la Comunidad Valenciana.


Sin embargo, hay que destacar que estos comentarios van acompañados de graves acusaciones sin adjuntar pruebas contra políticos o contra la juez Sofía Díaz, identificada por las supuestas víctimas como una de las participantes en las orgías, y que interpuso varias demandas contra algunos de los denunciantes y ordenó el cierre de aquellas webs que la relacionan con la trama, ya que considera que han vulnerado su honor.

La única referencia periodística a este caso la encontramos en el diario catalán ARA que en 2017 detalló el proyecto del cineasta Valentí Figueres que aborda en el documental ‘La manada’ una de las leyendas más oscuras de la España contemporánea, el caso “Bar España”.

Según el citado medio en los últimos años Figueres se ha adentrado en una investigación en torno al caso, recogiendo los documentos y testigos que Reinaldo Colás, padre de dos de las supuestas víctimas, recopiló en los años 90.

Según la hipótesis sostenida en el documental, a finales de los 90 unos ochenta niños de la residencia de menores Baix Maestrat de Vinaròs fueron torturados, violados y grabados en vídeo en orgías que tenían lugar en este bar y en la masía Mas del Coll de Rossell, y en las que habrían participado poderosas y conocidas personalidades del País Valenciano.

Se calcula que cinco menores perdieron la vida víctimas de los excesos de sus verdugos. “Si los hechos son terribles, los nombres que citan las supuestas víctimas son realmente preocupantes, ya que, si su vinculación es cierta, pondrían en seria duda los fundamentos de nuestro sistema democrático”, afirmó Figueres en palabras al citado medio.

De las ochenta víctimas que habrían sufrido abusos durante aquella época, diecisiete, de nueve familias diferentes, presentaron denuncia. Además, tres personas se han inculpado por haber presenciado estas orgías. Según denuncia Figueres, “ninguna denuncia ha ido acompañada de una investigación rigurosa”. Y es que los residentes del Baix Maestrat eran niños de familias desestructuradas, vulnerables y con un nivel sociocultural muy bajo. Todos excepto dos niñas, hijas del citado peluquero y empresario Reinaldo Colás.

Discípulo de Llongueras, Colás tuvo una gran popularidad en Castellón de finales de los 90. Pero todo se torció cuando sus dos niñas, que entonces tenían 3 y 5 años, confesaron que la nueva pareja de su madre, un empresario italiano , había abusado de ellas. La denuncia que interpuso contra este hombre supuso la primera de las muchas veces en las que Colás recurrió a la justicia. Y es que destapar estos supuestos abusos sirvió para abrir la caja de Pandora: varios niños del Baix Maestrat reconocían al italiano como uno de los hombres que abusaban de ellos cuando, noche tras noche, eran llevados por sus monitores a los pisos superiores del Bar España.

La vida de los que aseguran que han sido víctimas de abusos y vejaciones se ha convertido, en la mayoría de casos, en un auténtico calvario. Muchos han acabado cayendo en la delincuencia o la drogadicción, Mari Carmen Moreno, que es entrevistada en La manada, sobrevive mendigando en las calles de Oropesa, y los hermanos Miguel Ángel y Domingo Maura llevan una década encerrados en la prisión de Albocàsser condenados por delitos menores.

En diciembre de 2016 la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, se comprometió con un grupo de víctimas y familiares a estudiar su caso. Las cosas no han ido mucho mejor para Colás, que, totalmente arruinado y enfermo, cumplió en 2008 quince meses de cárcel por denuncia falsa.

“Yo no sé si estos hechos son reales. Quizás estoy ante la historia de un gran manipulador, Reinaldo Colás, que ha logrado convencer a toda esta gente para que siga diciendo estas cosas veinte años más tarde. O quizás estoy filmando un documental sobre una de las atrocidades más grandes de la historia de este país”, explicó Figueres.

martes, 8 de mayo de 2018

Reunión abierta ante las movilizaciones en Servicios Sociales

La Unión de Plataformas de Servicios Sociales convoca una reunión abierta para trabajar en la movilización del sábado 2 de junio, una concentración estatal 

Sábado 12 de mayo, a las 11:30, en el local del Sindicato de Estudiantes, calle Hermanos del Moral, 33 (metro Urgel, sin accesibilidad).
¡Acude, apoya y difunde! 


domingo, 29 de abril de 2018

¿Dónde está la Marea Naranja?

Educación, Sanidad y Servicios Sociales. Junto a las pensiones, los cuatro pilares sobre los que se cimienta un estado del bienestar. Pilares que nuestros liberales patrios llevan años intentando demoler. Lo del mercado y tal.

Precisamente esos ataques son los que han puesto en pie de guerra a las mareas. La Marea Verde de la comunidad educativa dejó moribunda desde su nacimiento a la LOMCE, la ley franquista del que quería españolizar a los niños catalanes. Y siguen empeñados en rematar la faena, próxima cita el 8 de mayo

La Marea Blanca ha logrado varias victorias por todo el estado, la última la vuelta al sistema público del hospital de Alzira, marcando el camino para acabar con el modelo sanitario del PP.

Y qué decir de nuestros mayores. La lucha de los pensionistas ya está dando sus frutos, con la subida anunciada tras la irrupción del PNV en el conflicto (mucho cuidado, que son los mismos pájaros con distinta bandera) ante la presión ejemplar ejercida en las calles de Bilbao. Ojo que nuestros mayores ya han anunciado que no van a parar hasta que se blinden constitucionalmente las pensiones. Y no olvidemos que son la generación que tumbó la dictadura, no tomemos su determinación a la ligera. El 5 de mayo volveremos a acompañarles.

Sin embargo, en Servicios Sociales no hemos sido capaces de articular una respuesta conjunta a los graves ataques que estamos sufriendo. En los peores años de la crisis 56000 compañeras y compañeros del sector se han ido a la calle, se han cerrado recursos y proyectos, se ha recortado hasta hacer inviables muchos otros, el asistencialismo vuelve a cobrar fuerza, nos invaden los fondos buitre....mientras la Marea Naranja no termina de cuajar. ¿Por qué?

Pues en gran parte por la candidez que tradicionalmente hemos mostrado como sector. Y es que somos tan inclusivos que hemos puesto a los zorros a cuidar de las gallinas. Sí, compañeras y compañeros, Marea Naranja no despega porque en Marea Naranja está integrada la patronal del sector. ¿Alguien se imagina a Ribera Salud organizando las movilizaciones en defensa de la sanidad pública? ¿O a los Legionarios de Cristo en una asamblea de Marea Verde? Pues tristemente es lo que pasa en Marea Naranja.

Apostólicas Corazón de Jesús, ACCEM, Lakoma, Adsis, CEAR, Punto Omega o Rais son algunas de las "entidades" presentes en Marea Naranja. ¡Pero si están hasta YMCA y el Ejército de Salvación! Con este panorama no es de extrañar que salvo en sus orígenes, cuando los recortes fueron tan salvajes que algunas entidades sinónimo de lucro vieron peligrar su chiringuito, Marea Naranja viva en una suerte de parálisis permanente. Y es que el negocio no se hace defendiendo unas condiciones laborales dignas y un servicio de calidad, se hace a base de detraer recursos y a base de marketing solidario (y enredando en corruptelas púnicas, como los de GINSO).

Seguir por vía muerta no tiene sentido. Necesitamos crear nuestra propia marea, desde abajo, profesionales y personas usuarias. La Plataforma en Defensa de la Diversidad Funcional está marcando el camino. Se avecinan tiempos de movilización en el sector. Necesitamos mayor organización sindical en los centros de trabajo y ser capaces de extender nuestra lucha al conjunto de la clase trabajadora. ¡Ahora o nunca! 

martes, 24 de abril de 2018

La pusilanimidad de la izquierda

La corrupción atenaza nuestra sociedad, dilapidando los recursos que generamos entre todas para beneficio de los de siempre. Tenemos claro que la corrupción se alimenta fundamentalmente de pelotazos urbanísticos y de las mordidas en las contrataciones públicas. Así lo denunciamos, pero allí donde gobernamos, nos negamos a poner fin a las mordidas a través de la gestión directa de los servicios públicos y seguimos desarrollando los planes urbanísticos diseñados para las constructoras.

Reivindicamos que hay que recuperar la calle para los vecinos, pero en los grandes municipios que gobernamos la gentrificación galopa descontrolada. Denunciamos la Ley Mordaza pero reprimimos a quienes nos sacan los colores y ante el resurgir de viejas tragedias, las soluciones de siempre

Llevamos años de juzgado en juzgado arropando a los compañeros y defendiendo que huelga no es delito, y ahora aparece Unai Sordo para aclarar que en España no hay presos políticos. Los diez de Carabanchel no fueron encausados y encarcelados por sus ideas, sino por ponerlas en práctica. No les encerraron por rojos, sino por violar el Código Penal vigente. Marcelino, uno de los principales opositores a Franco, fue condenado a 20 años de cárcel por el Tribunal de Orden Público (actual Audiencia Nacional). La Democracia pide 30 años para los líderes independentistas. Y mientras la policía requisa camisetas y bufandas amarillas, desde nuestras filas hay quien incluso se atreve a llamar cobardes a los exiliados al tiempo que les niega esa condición (de toda la vida, quien huye de su país para evitar la cárcel por razones políticas es un exiliado, aunque no sea comunista). 


Entre otros factores, no entender la cuestión nacional nos llevó a perder la guerra. Y no entenderla ahora nos está llevando a perder las libertades civiles. Seguimos aceptando sus reglas del juego y su baraja con las cartas marcadas, y así es imposible. Después de las próximas elecciones, con volver a decir que la gente es gilipollas estará todo solucionado. 

Aunque no todo es pusilanimidad y oportunismo, sí hay organizaciones que siguen dando la batalla en defensa de los derechos democráticos. Por ejemplo el Sindicato de Estudiantes llama a la juventud catalana de nuevo a la lucha el próximo jueves. ¡De Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste!


sábado, 21 de abril de 2018

La Otra Memoria Histórica. El Nani

Hablamos mucho de los desaparecidos de la dictadura franquista. Pero no nos hablan y casi no hablamos de los desaparecidos en esta supuesta democracia. De Santiago Corella, el Nani, desaparecido el 12 de noviembre de 1983. El primer (y no último) desaparecido en manos de la policía tras la “pacífica” Transición.

Él era un joven delincuente de poca monta, pero que empezó a servir a una trama de mucho montaje. La mafia policial, en la que estaban implicados más de 30 policías y un gemólogo, Francisco Herrero Venero. 

Se dedicaban a tramar planes para robar bancos y joyerías, que realizaban chorizos de baja estofa. Y lo que conseguían en joyas y dinero lo fundían y los convertían en lingotes. Los beneficios iban para los policías, los ladrones y el joyero, todos juntos, pues eran lo mismo. El Nani, a través de un confidente, entró en la red. Pero a medida que los corruptos agentes querían más, el también. En el tercer encargo, donde robó una joyería en Benafarces (Valladolid) se llevó 48 millones de pesetas en oro. Y los escondió.

A finales de 1981 fue detenido por este caso. Pero los policías no consiguieron saber donde estaba el motín. Y mira que lo golpearon, lo torturaron, lo insultaron. Pero nada de nada. El oro seguía desaparecido. En agosto de 1983 recuperó la libertad. Pero poco lo iba a durar. Al poco de salir, Herrero Venero le pidió que atracara la joyería Payber, en calle Tribulete, en Lavapiés. El se negó.

Pero otros lo hicieron. Y mataron al dueño, Pablo Perea Ballesteros. Uno de los trabajadores identificó en fotografías al Nani como uno de los que participaron en el asalto. No hacía falta investigar para los policías.

De inmediato, el 12 de noviembre de 1985, irrumpieron en su vivienda cinco agentes pistola en mano. Lo detuvieron junto a su mujer, Soledad Montero, ambos de 29 años de edad, y sus hermanas Inmaculada, Lourdes y Concepción.

A continuación arrestaron a su amigo Ángel Manzano, junto con su esposa, Concepción Martín. Todos fueron trasladados a las dependencias de la Dirección General de Seguridad (DGS.). A ambos matrimonios sorprendentemente se les aplicó la ley de banda armada, es decir la antiterrorista. No tenían más pruebas que la confesión bajo presión del trabajador. Pero a los policías les daba igual. Realmente lo que les importaba era aquel botín que no aparecía desde hacía dos años.

Su preocupación por aquel tesoro se notaba en los interrogatorios. Mientras le pegaban, los policías gritaban “Canta Nani, canta ¿Dónde está el oro?” Pero el Nani no les respondió nada. A su compañero, al que golpeaban con un cubo en la cabeza, tampoco dijo nada. Así que fueron torturados hasta la extenuación.

Pero se pasaron. Tenía hematomas en los ojos, sangre en las cejas y los labios partidos y con todo el cuerpo cubierto con un mono azul de mecánico. De esa guisa se lo llevaron hasta un descampado junto a la carretera de Canillejas a Vicálvaro, a fin de recuperar, según su versión, unas armas e identificar al gitano que las vendió.
Iban con el comisario responsable del Grupo de Antiatracos de la Policía Judicial, Francisco Javier Fernández Álvarez, el inspector Victoriano Gutiérrez Lobo, El Guti, jefe del Grupo III Antiatracos a Joyerías, y el también inspector Francisco Aguilar González.

Tres horas después de llevárselo, avisaron de su desaparición. Nadie sabía dónde estaba. Once horas después fueron avisadas todas las comisarías. Media año después, se avisó a la Interpol. Primero se dijo que se había escapado. Luego que le dispararon y fue enterrado en cal viva. Luego que sufrió un infarto a causa de las torturas. Pero nadie contaba toda la verdad, que aquellos policías sólo querían el oro del Nani. El Nani y su desaparición les daba igual.

Además de las torturas y las especulaciones, también hubo irregularidades. Las firmas de Nani en los atestados eran falsas. En el aparatado sobre Santiago Corrella en la DGS ponía RIP, que después fue borrado. Luego se comenzó a fabular de nuevo. Que si el cuerpo estaba en la finca del vizconde Jaime Messía Figueroa, que colaboraba con la mafia policial. Que si lo habían enterrado en Córdoba.
 
Su desaparición hizo aparecer una tejido de corruptelas policiales, de policías que se llenaban los bolsillos a costa de lo que supuestamente combatían. El joyero Venero tiró de la manta y dio los nombres.

Sin embargo, de los agentes implicados, sólo 3 fueron condenadas por la trama de mafia policial y por la desaparición del Nani. El comisario Fernández Álvarez y los inspectores Gutiérrez Lobo y Aguilar González fueron condenados a penas superiores a 29 años. Se les consideraba autores de delitos continuados de falsedad y detención ilegal con desaparición forzada, amén de otras penas menores por torturas a su mujer y a Manzano.

Los otros cuatro encausados, a los que el fiscal culpaba de haber participado en el interrogatorio y torturas al Nani, quedaron libres. Y de los demás, ni interrogatorio ni juicio ni nada, total impunidad. En 1985 se archivó. Se ha intentado reabrir muchas veces, por la tenacidad de su familia y su abogado defensor. Pero ni la policía, ni la justicia quieren recordar su corrupción, que sigue en muchos casos muy viva. 

Si les importan un carajo los más de 120.000 fusilados en las cunetas por el franquismo ¿Qué les va a importar un pobre diablo desaparecido? Y casi cuarenta años después, seguimos sin saber nada del Nani. El primero (que no último) desaparecido de esta nuestra supuesta democracia y pacífica Transición.

 

jueves, 19 de abril de 2018

CCOO y CGT denuncian la situación de las mujeres sin hogar


El 8 de marzo no debe ser un día aislado para denunciar la situación de las mujeres, por eso, hoy las profesionales de la Intervención Social denunciamos la situación de extrema vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres sin hogar.      

Las personas sin hogar son un colectivo muy heterogéneo caracterizado por una fuerte exclusión social y una gran vulnerabilidad ante todo tipo de abusos y agresiones. El 20% son mujeres, y llegan a la calle en peores condiciones que los hombres. 

Más allá de los datos oficiales, existe una bolsa muy importante de sinhogarismo femenino que permanece oculto. Muchas mujeres, antes de verse en situación de calle, buscan refugio en casa de familiares y amigos, o terminan soportando violencias de todo tipo.
Las causas del sinhogarismo de las mujeres tienen su origen en el sistema patriarcal, no debemos olvidar que el 70% de las personas en situación de pobreza son mujeres. Las tasas de desempleo de las mujeres duplican las de los varones, y sus salarios y  pensiones son inferiores. También sufren en mayor medida que los hombres  precariedad e inestabilidad laboral, con mayores tasas de temporalidad y parcialidad en la contratación, siguen asumiendo las reducciones de jornada y excedencias por cuidados familiares… 

Es difícil, quizás imposible, encontrar una mujer sin hogar que no haya sufrido violencia de género: muchas, antes de encontrarse en situación de exclusión social, después, prácticamente todas. En demasiadas ocasiones la violencia sufrida en un entorno de pareja y/o familiar es el origen de situaciones de exclusión: por sus consecuencias en la salud física y psíquica de las víctimas, por la falta de apoyo familiar y social, por la falta de recursos económicos y por la escasa e inadecuada respuesta ante estas situaciones por parte de las distintas administraciones.
Graves carencias en la red municipal de atención a personas sin hogar de Madrid
Los recursos de la red no son seguros para las mujeres. Los centros de acogida y albergues municipales están muy lejos de poder ser considerados espacios libres de violencia machista.

Esto es así porque la perspectiva de género está completamente ausente en el diseño de la red. No hay centros específicos para mujeres, y en los mixtos el personal no cuenta con formación especializada, ni elementos de actuación definidos para mujeres. De hecho, ni siquiera existe un protocolo de actuación ante casos de violencia de género en la red, situación que aumenta la indefensión de las víctimas en los propios centros e incluso pone en riesgo la integridad física de las profesionales.
La falta de plazas (incluso durante la “campaña de frío”) y las largas listas de espera para acceder a los recursos, deja a muchas personas sin hogar durmiendo literalmente en la calle, quedando en una situación de gran vulnerabilidad (un  44% de hombres sin hogar ha sido víctima de delitos de odio, porcentaje que aumenta al 60.4% en las mujeres). En el caso de las mujeres sin hogar, esta situación aumenta el riesgo de sufrir agresiones sexuales: una de cada cuatro mujeres sin hogar es violada, siendo también víctimas de otros tipos de violencia machista (explotación sexual, malos tratos, acoso, abusos).

Es necesaria la elaboración de un protocolo de actuación ante casos de violencia de género en la red municipal de atención a personas sin hogar, además del aumento de plazas para que nadie se vea obligada a dormir en la calle. A su vez, consideramos urgente tanto la creación de recursos específicos para mujeres como la revisión del funcionamiento de la red en su conjunto para incluir la transversalidad de género en su diseño.

La Comunidad de Madrid mercadea con la atención a las víctimas de la violencia de género 

La respuesta de las administraciones es fundamental para evitar que situaciones de violencia de género terminen con sus víctimas, mujeres y menores, en riesgo de exclusión social. Sin embargo, la Comunidad de Madrid no hace más que precarizar la atención a las víctimas.

Tras años de recortes, en 2013 la Comunidad de Madrid subastó al mejor postor la gestión de la Red de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género. Y Cristina Cifuentes ha seguido la estela, manteniendo el ahogo económico y la escasez de recursos y plantillas en los distintos recursos, dejando sin gastar aproximadamente el 30% del presupuesto destinado a la lucha contra la violencia machista.

Ahora en 2018,  en vísperas de que entrara en vigor la nueva Ley de Contratos del Sector Público, mucho más garantista, el gobierno Cifuentes da una nueva vuelta de tuerca, publicando los nuevos pliegos primando el ahorro económico, con “subasteo” e imponiendo tal nivel de precariedad que hace inviable el servicio.

Apuesta por la gestión directa de los servicios públicos

Los Servicios Sociales son un servicio público. Un servicio necesario para garantizar los derechos de la ciudadanía. Pero la privatización pervierte esta relación, supeditándola a las necesidades del negocio empresarial. Consecuencia de la externalización, la gestión del ejercicio de nuestros derechos está en manos de entidades privadas de todo tipo, incluso de “fondos buitre”. Situación inaceptable, especialmente en temas tan sensibles como la atención a personas sin hogar y la lucha institucional contra las violencias machistas.

La gestión directa de los servicios públicos es, además, la manera más eficaz de atajar la corrupción y la sangría económica de dinero público que termina repercutiendo en cualquier cosa que no sea la calidad del servicio y las condiciones de sus plantillas, que también afecta a los Servicios Sociales, como demuestra el caso de la empresa GINSO (Asociación para la Gestión de la Integración Social),  que gestiona centros de menores y que aparece entre los papeles de la trama Púnica según hemos conocido recientemente.
 

miércoles, 18 de abril de 2018

La comunidad educativa se moviliza contra las reválidadas encubiertas de Cifuentes

Profesorado, estudiantes y familias se movilizan contra las "reválidas LOMCE" y su externalización en la Comunidad de Madrid. Unas pruebas de evaluación que nada aportan, enturbian el normal funcionamiento de los centros y que además suponen un despilfarro de dinero público que termina en manos privadas. Estas convocatorias terminan confluyendo el próximo 8 de mayo con la jornada de lucha estatal en defensa de la educación pública y contra los recortes que seguimos sufriendo.

Para más información, leer los comunicados del Sindicato de Estudiantes, CCOO y FAPA Giner de los Ríos


sábado, 14 de abril de 2018

La Zurda y el machismo de izquierdas

Hace unos días nos llegó el comunicado emitido por el vocalista de la banda Punk Panther, sobre los motivos de la repentina disolución del grupo. Los motivos no fueron otros que las "agresiones machistas perpetuadas por los miembros varones que en el momento del lanzamiento del disco “Al Acecho” formaban oficialmente parte del grupo y que ahora se encuentran en la banda musical La Zurda". Puedes leer el comunicado completo aquí. Todo nuestro apoyo a la víctima y al compañero que ha decidido no mirar para otro lado.

A día de hoy los distintos sectores de las izquierdas (políticos, sindicales, sociales, culturales...) se encuentran en una situación delicada respecto al posicionamiento en cuanto al feminismo. Es bien sabido por todas que vivimos en una sociedad machista, los valores transmitidos, los roles, las creencias de género, etc. se reproducen en todas sus formas, y en todos los contextos y dan lugar a situaciones peculiares y peligrosas. De repente, y sin haber tenido noticias hasta entonces de la lucha feminista, todas las organizaciones, asociaciones, sindicatos, grupos de música, okupas, etc. han abrazado al feminismo como si les fuera propio. Parece que está feo no reconocerse feminista en estos círculos. Las feministas no nos quejamos, pero sí nos resultan gravemente preocupantes las posiciones y la utilización que se está haciendo de esta lucha. 


Tenemos compañeros que efectivamente están deconstruyendo su masculinidad y revisando sus lugares de privilegio por el simple hecho de ser hombres, están leyendo y escuchando, e intentando (como muchas de nosotras) entender teóricamente el feminismo para posteriormente llevarlo a la práctica diaria, estos no son el problema. Sabemos que no es tarea fácil. Este perfil de compañero es el que entendemos aliado en la lucha feminista, en la de clase, en la anticolonial, antifascista, etc. 

El problema es la actitud de un importante grupo de compañeros que han tenido, tienen y tendrán actitudes machistas porque se mantienen constantemente en lugares de privilegio, discutiendo y dando lecciones a las compañeras de cómo debemos pegarnos la vida, la nuestra, la de las mujeres. Como si necesitáramos tutela. Intentando seguir siendo “el príncipe azul” que nos va a salvar de todos los males, incluso del machismo que él mismo provoca. Tratando a las compañeras con condescendencia cuando hablas de violencia en las asambleas, y haciendo mofa con respecto a nuestras denuncias en las organizaciones políticas de izquierdas.

Acosan, cosifican, desvalorizan, humillan, no respetan y sobre todo invisibilizan las situaciones y actitudes machistas. También aparece el “compañero” que alza el puño y la bandera morada pero luego llega a su casa y maltrata a su pareja, hija, madre o hermana. Estos sí son un problema, y desde luego serán un fracaso de las organizaciones que sigan llamándose anticapitalistas y feministas.

Será un fracaso si se permite que entre su militancia crezca y se reproduzca el terrorismo machista en cualquiera de su formas. Tenemos un reto importante las que de verdad queremos dar la batalla en estos contextos, ya que la reacción de sectores importantes de la izquierda está siendo tremenda. Se desvaloriza el movimiento poniendo en tela de juicio todas nuestras acciones y boicoteando la lucha real. Recordamos que el feminismo es una ideología política que lucha contra todas las formas de opresión, todas. 


Es necesario identificar a estos “compañeros” cuanto antes y que sean expulsados con urgencia de nuestras organizaciones. Es necesario que se asuma el feminismo desde el conocimiento profundo de las múltiples opresiones que provoca, y no como un intento oportunista de ganar puntos como organización política o social. Se os va a ver el machismo enseguida y va a ser un absoluto ridículo. También es necesario que se faciliten los espacios de protección de las mujeres, sobre todo a las que ya han sufrido violencia. Sin juzgar. 


Es un reto importante para la sociedad, pero las organizaciones políticas y sociales de izquierdas deben tomar la delantera y posicionarse claramente en contra del machismo, pero con actitudes, con formación, con toma de decisiones rápidas con respecto a las denuncias de las compañeras que se ven agredidas en estos espacios,  con lucha en la calle al lado del movimiento feminista, reivindicando los derechos y libertades de las mujeres identificando primero los lugares de privilegio personales,  bajando a los grandes “líderes” y "gurús" de sus pedestales y permitiendo a las compañeras acceder a todas las tareas y responsabilidades de las organizaciones, y sobre todo con un nivel de conciencia suficiente como para entender que sí, vosotros sois la parte opresora…..por muy rojos que os hayáis visto hasta ahora.  

Y sin esta identificación como parte importante del problema, no va a haber conciencia jamás y por tanto la lucha feminista va a ser un claro postureo. Es imposible identificarse con el lugar de la izquierda y tener comportamientos machistas. No son compañeros no nos hagamos líos, y desde luego no les queremos cerca.